Desaprendiendo

Desde pequeños hemos tenido el ejemplo de nuestros padres, que consistía en que trabajando duro prosperabas y mejorabas tu calidad de vida. Así fueron apareciendo en las casas las vitrocerámicas, las calefacciones centrales, los lavavajillas y en algunos casos hasta llegaba para garaje.

Conclusión aprendida: si te esforzabas llegaba la recompensa.

Después nos tocó salir del nido, y hemos vivido en primera persona «el problema de la vivienda». Salvo lotería VPO o familia con posibles, hemos tenido que retroceder unos años en el tiempo. Hemos recordado lo que pesaba una bombona de butano, lo que era pasar frío en invierno y lo que era limpiar los hierros del fuego de la cocina. A eso hay que añadir un panorama laboral desolador. Conceptos como mileurista están perdiendo su significado original. Hasta hace nada era un pringado, ahora mucha gente desearía que le ofrecieran cualquier trabajo donde cobrara eso o menos. Da igual tu nivel de preparación, tu expediente académico o tu experiencia laboral, eso no te garantiza nada en un gran número de casos.

Conclusión real: vamos patrás.

Es duro pensar que quizás los momentos más boyantes de nuestra vida ya los hayamos vivido. Nos hemos acostumbrado a vivir cada vez mejor y ahora eso ya no está garantizado. Es un problema mental, de capacidad de adaptación, de aprender a convivir con la incertidumbre.  Es necesario un reajuste de las expectativas, y aquí es donde surge el problema. Nadie parece querer aceptar una rebaja en su nivel de vida.

Conclusión final: y yo qué sé.

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. alfiler dice:

    En Grecia a los mileuristas se les llama Generación 700 (euros) y vistas las condiciones de la economía española, lo raro sería que eso no llegue aquí.

  2. kid a. dice:

    madrazo!

  3. Solo hay una manera de mejorar nuestra situación económica: vivir con los padres…

  4. escéptico dice:

    alfiler, parece que en Grecia nos llevan unos años de ventaja. Y eso que como decía Gila allí está todo roto y tirado por el suelo.

    Pepita Grilla, esa puede ser una solución. Lo que pasa es veo a mis padres ahora tan felices…

  5. cio dice:

    No sé… nuestra forma de prosperar parece seguir un gráfico cíclico y en espiral… pasamos tan cerca a veces de lo que ya pensábamos haber dejado atrás!
    ¿No acabaremos de vuelta en las cavernas?(con buena distribución y vistas, eso sí!!!)

  6. escéptico dice:

    cio, muchos están de vuelta a las tabernas, porque en estos momentos de incertidumbre necesitan desconectar.

    Lo de volver a las cavernas no lo quiero ni pensar, si encontrar butano en mi barrio es misión imposible, ¡imagínate en Aitzbitarte!

  7. Ajuan dice:

    En mi caso en vez de un tercer piso es un sexto-sin, así que como comprenderas he prescindido del butano. Eso sí como más legumbres algo que además ha mejorado sustancialmente mi economía pues son bastante baratas…
    Un descubrimiento esceptico, espero visitarte a menudo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.