Comienza la semana

7:00  Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis entran en el salón de tu casa, sus caballos destrozan con sus pezuñas tu aspirador Roomba y lo que prometía ser un día tranquilo se convierte en un lunes ramplón. Leche desnatada con galletas y al curro.

8:26 Descubres que tu amante te engaña con tu mujer. Te cuesta no menos de media hora entender quién es el cornudo de la relación. La culpa se entremezcla con la ira y el morbo, produciendo una extraña sensación que se podría confundir con la gripe.

12:05 Caes en la cuenta de que en los libros siempre habla una sola persona a la vez. La literatura como una mala copia de la vida, vendiéndonos un mundo civilizado en el que nadie pisa las palabras del otro, donde todo se entiende, sin guirigays. Te sientes apenado. Montadito de lomo con pimiento verde y cañita. Como nuevo.

15:00 Nuevo propósito para el año que empieza: después de cada eyaculación proclamar “siempre se van los mejores”. Hay que cuidar la autoestima.

19:13 Fuiste autodidacta en todo salvo en el amor, donde siempre te dejaste guiar por profesionales. Reflexionas sobre los pros y contras de esto. En una hoja apuntas las ventajas, en otra los inconvenientes, en otra las conclusiones. Lo pasas a limpio en cuaderno milmetrado y lo rompes.

21:12 Era gripe.

23:15 Tu mujer no ha regresado a casa.

23:20 Tu mujer sigue sin regresar. Todavía no estás preocupado.

23:21 Estás muy preocupado porque tu mujer no ha llegado a casa todavía.

23:22 Tu mujer acaba de llegar a casa. No estás nada preocupado.

23:30 Cena frugal, conversación trivial, cacaolat helado.

23:59 Un pis y a la cama.

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. El jukebox dice:

    Una lectura del libro de Ana Rosa Quintana te descubriría que el punto de las 12.05 es discutible.

  2. escéptico dice:

    También es discutible lo de “libro de Ana Rosa Quintana”, y si hilamos fino incluso lo de “libro”.

  3. Shatik 1-3 dice:

    Analizado el historial de actividades aquí relatado, acabo de descubrir de dónde proceden esos síntomas de la gripe. Es sin duda alguna fruto de cenarse un cacaolat helado, cuando de todos es ya sabido que sólo un Cola-Cao calentito (el original, nada de chominadas de Cola-Cao Turbo y otros sucedáneos) protege indefectiblemente contra los síntomas gripales de la estación invernal.
    Este dato y otras tres chorradas más aparecen en un best-seller que he tenido a bien escribir para beneficio de la humanidad y, basándome exclusivamente en lo evidente, para poder sacar los cuartos de una ingente cantidad de incautos que se afanan en llenar sus estanterías de best-sellers de autoayuda. Este libro —el cual quiero vender a toda costa pero, como no me invitan a ningún programa de la tele, lo tengo que publicitar en blogs— será la envidia de sus amistades. Con 350 págs. (aunque la sustancia del mismo podría reducirse a 2, como mucho) y pastas de colores a elegir según el color de su mueble, admite devoluciones en caso de sentirse insatisfecho/a/u con su lectura. Es decir, regalamos una palangana para echar la pota. A los 300 primeros solicitantes del producto, se les obsequiará con un pincho de tortilla de jamón, y si la petición llega de Ñoñosti, con un heladito de angulas. Declinamos todo tipo de responsabilidad si el/la/lu lector/a/i pillara la gripe tras la lectura del libro en pelota picada en el espigón de la Zurriola.

  4. escéptico dice:

    Shatik 1-3, ya me estás reservando 80 ó 90 ejemplares de ese libro, tengo que hacer un falso tabique y necesito algo consistente.

  5. lis dice:

    yo conozco a gente así, tal cual.

  6. escéptico dice:

    lis, tu realidad supera a la ficción. ¿Has pensado en montar un circo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.