Qué buen vasallo si tuviese buen erentxun

Somos un país de mierda que genera políticos de mierda. Aquí podría poner el punto final al texto, pero seguiré escribiendo para colar algunos chistes.

España será un gran mosaico de culturas y sensibilidades, sin embargo a vista de pájaro y de PCR parecemos todos igual de gilipollas. Somos la desgracia de Europa pero lo hemos contrarrestado muy bien con el peor nivel de inglés del continente. Ladran, luego ya si eso lo miramos en el translate. Aceptamos las condiciones del Snapchat donde aparece en rojo y cursiva que el riñón izquierdo de tu hijo pasa a ser de su propiedad, eso sí, no me hagas instalarme una aplicación de rastreo porque el bluetooth me come toda la batería. 

Mención aparte merecemos los vascos, el pueblo con la lengua más antigua y menos juguetona de Europa. Los números de contagios rompen todos los tópicos, hay vascos que coinciden más de 15 minutos a menos de dos metros y no están follando. Durante décadas hemos basado nuestro ocio en coquetear con el alcoholismo para paliar nuestros problemas comunicativos, bares qué lugares, y ahora resulta que eso nos está condenando. Echar la culpa a la parte más fina de nuestra curva demográfica tampoco nos va a salvar, porque  llegará un momento terrible en el que nos daremos cuenta de que “los jóvenes” nos sacan diez años.

Si los dirigentes nos hablan como a niños cogemos una casqueta y si apelan a la reponsabilidad individual corremos al teléfono para celebrarlo con 15 amigos en un agroturismo. Para colmo de males el emérito ha huido y nos quedamos sin referentes morales, quizás nos lo merecemos por no darnos cuenta de que monarquía parlamentaria es el equivalente a hamburguesa vegana. Ha llegado el momento de meter miedo y señalar que si en el primer confinamiento algunos vieron la trilogía de El Padrino, en los siguientes encierros habrá que tirar de las sagas de El Hobbit y Los Mercenarios. 

Son tiempos difíciles, pero no quiero despedirme dejando un sabor amargo y hago un llamamiento a la esperanza. La inmunidad de rebaño queda lejos, pero quién sabe si la de piara está a la vuelta de la esquina. Nos queda el humor, los discos en inglés de Duncan Dhu y un poquito de cicuta por si vienen mal dadas.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. ¿De verdad crees que es el euskara «la lengua menos juguetona» de Europa? ¿Lo conoces lo suficiente para afimar eso? ¿En qué te basas para decirlo? Lo de «la más antigua», vale, que tampoco me lo creo del todo, y me es absolutamente igual, pero es una creencia bastante difundida. Pero… ¡coño, coño de los coños!!!, ¡cojones!!!, ¿cómo puede ser la de Txirrita, Lazkao Txiki, Artze, Egaña, Lujanbio y un larguísimo etcétera de bertsolaris y escritores conocidos así como de millares de zirtolaris anónimos… «la lengua menos juguetona de Europa»? Alde egik begien bistatik faborez horrelako parabolekin, dedio! Hamaika entzuteko eman zizkiguten belarriak!

  2. unesceptico dice:

    Vengaaaaa, romperemos una vez más la máxima de no explicar los chistes. Cuando escribo «lengua juguetona» me refiero a juegos sexuales, no al idioma. Como buen vasco eso ni se te ha pasado por la cabeza, todo en orden.

    Aguri.

  3. Ados, ados. No sé si es por ser vasco o por ser corto (no estoy ni orgulloso ni avergonzado de nunguna de esas dos cualidades), pero reconozco que no lo he pillado. De todas formas, ese tópico de la supuesta asexualidad, frigidez, desgana sexual o lo que sea de los vascos, ¿no es un poco viejuno y casposo? Yo por lo menos he conocido y conozco a bastantes vascos de lengua muy juguetona. Pero bueno, es cierto que los tópicos vienen bien para hacer humor, y no es muy elegante ponerle fronteras al humor, y menos en estos tiempos de censura multilateral. Kontuak kontu, dejando esas pejigueras a un lado, tienes mucha razón: cuando menos haya que expilicar los chistes, mejor. Eskerrik asko eta segi ondo.

  4. unesceptico dice:

    Juan Luis, estoy ya en esa edad en la que prefiero tener caspa que alopecia. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.