Vaqueros ceñidos a la irrealidad

Mi pantalón hace promesas que mi anatomía no puede cumplir. Este estribillo condicionó mi día a día desde el momento en el que la dependienta me entregó mi compra. Detrás de su sonrisa y de su look desenfadados -todo debidamente prorrateado en su nómina- se escondía la pérfida estrategia de una franquicia especializada en sueños rotos y vaqueros ajados.

La vida me la pone dura, ese es el eslógan que mi vaquero anunciaba a los cuatro vientos. Si alguna tribu amazónica tuviera el vaquero como indumentaria típica, yo podría haber sido elegido su nuevo dios. Era el símbolo perfecto de la virilidad, la gran esperanza blanca del falocentrismo, el falso priapismo hecho forma de vida. Por supuesto, como todas las erecciones y las historias felices (perdón por la reiteración), en algún momento tenían que acabar. Me negué a aceptar la realidad y quise exprimir hasta el final los pantalones de los huevos de oro. Tras cinco meses sin quitármelos se empezaron a deformar, al principio fue un leve bizqueo, después una magdalena que no acababa de subir en el horno y al final lo convexo se convirtió en cóncavo. Me los quité y los tiré directamente a la basura. No me atreví a lavarlos, porque las segundas oportunidades suelen ser parientes cercanas de la cobardía y la nostalgia.

Conservaré de ellos un recuerdo muy especial, ocuparán un lugar en mi memoria al lado de esa primera novia que sólo se dejaba tocar las tetas por encima del jersey y de las migas de pastor que preparaba mi abuelo. Por 25 euros ni tan mal.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. cio dice:

    Era de suponer que 5 meses de mugre, aplastaran hasta al bizcocho más esponjoso… pero has sido afortunado. Yo viví una experiencia atroz con un sujetador de triple push-up: después de 126 días y 9 horas, acabé arrancándomelo con disolvente universal ecológico y una rasqueta, no sin antes provocarme un socavón en el pecho izquierdo que he rellenado con masilla… snif!

  2. Ander dice:

    Es tu erección y yo la respeto. (¿El mrozek hace el cariño?).

  3. escéptico dice:

    cio, lo del sujetador con relleno también lo pensé, pero ya me parecía abusar.

    Ander, sabía que en este tema me respetarías y apollarías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.